selecciondesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondesermones.com

 

Llamados a crecer como cristianos

Llamados a crecer como cristianos

Base Bíblica: Hebreos 5:11-14; 6:1-9.

Introducción

Es probable que usted haya encontrado en la congregación a sinnúmero de personas quienes, antes que un crecimiento espiritual, experimentan estancamiento y amenazan con avanzar pero en retroceso. Aunque ha transcurrido el tiempo suficiente para que estuvieran impartiendo enseñanza a otros e incluso, acompañando en el crecimiento espiritual a los recién convertidos a Cristo, permanecen todavía en la banca, recibiendo información.

¿Cómo puede crecer una iglesia con esta clase de feligreses? Es muy difícil, sin duda. En tanto no adopten una decisión radial en cuanto a crecer, seguirán tomando alimento liviano y no viandas nutritivas, como corresponde al verdadero cristiano.

I.- Quien aprende los principios que Dios imparte y no los aplica a su vida, corre el peligro de estancarse (5:12, 13).

1.- Quien no asume un auténtico compromiso cristianos, no avanza. Amenaza con el estancamiento o con sufrir un revés espiritual (v. 12 a).

“Porque debiendo ser ya maestros después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar...”

2.- Quien aprende los primeros rudimentos de la vida cristiana, asciende a nuevos y mayores niveles de conocimiento y práctica cristiana (v. 12 b).

3.- Quien no se compromete con el crecimiento cristiano, no enfrentará exitosamente las circunstancias difíciles que son inevitables en la vida diaria (vv.12 c, 13).

II.- Quien madura como creyente, está preparado para un mayor nivel espiritual (5:14;6:1-3).

1.- Quien madura, conoce y aplica los principios de Dios para nuestra vida (v. 14).

2.- Quien conoce a Cristo como Señor y Salvador, está llamado a crecer en su vida personal y espiritual (6:1).

a.- Cada día vamos creciendo en Cristo.

“...vamos adelante a la perfección”

b.- El cristiano neófito quedó atrás.

“... no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas” (6:2, 3).

3.- Quien crece espiritualmente, avanza a un mayor aprendizaje. Puede nadar en aguas profundas. Supera el conocimiento de Dios que tenía a nivel superficial (v. 3).

III.- Quien conoce el camino de Salvación, no debe volver atrás (6:4-9).

1.- El conocimiento de Dios y la aplicación de sus principios en nuestra vida, nos torna firmes (vv. 4, 5).

2.- El conocimiento de Dios nos muestra que no podemos desestimar ni menospreciar la obra de Salvación (v. 6).

3.- El conocimiento de Dios nos muestra que desestimar la obra de Salvación acarra condenación (vv.7, 8).

4.- El conocimiento de Dios nos lleva a entender que es necesario llevar frutos (v. 9).

Conclusión:

Un cristiano que crece en el plano personal y espiritual por el obrar del Señor Jesucristo en su existencias, impacta al mundo. No predica con palabras sino con sus hechos. Todo cuando aprende en las Escrituras va acompañado con una vida cristiana práctica.

Quien lo hace, evidencia crecimiento y sin duda llegará a nuevos y mayores niveles en su relación con Dios. Esa permanencia en el Señor, tomados de Su mano, determina que alejamos toda amenaza de estancamiento o retroceso, y nos encumbramos hacia nuevas alturas. Los cristianos estamos llamados a crecer, a dar fruto y a glorificar a Dios con nuestros pensamientos y acciones.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT