selecciondesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondesermones.com

 

Dios, nuestro refugio en las circunstancias adversas

Dios, nuestro refugio en las circunstancias adversas

Base Escritural: Habacuc 3:17-19

Introducción:

Con frecuencia encontramos hombres y mujeres presas de la desesperación porque en medio de circunstancias adversas, no saben qué hacer ni a quién recurrir. Ese hecho lleva a que su perspectiva errada y distorsionada de los problemas, sobredimensionen y lleguen a enfrentar verdaderas crisis. En el tema de hoy apreciaremos una perspectiva diferente de qué hacer en momentos difíciles.

I.- Las circunstancias adversas no deben condicionarnos (v.17).

1.- Las circunstancias adversas son inevitables.

2.- Las circunstancias adversas nos confrontar entre lo que esperábamos y lo que realmente ocurre, que dista mucho de lo que imaginamos.

3.- Las circunstancias adversas nos llevan a ver el panorama ensombrecido.

¿Qué traen?

— Desesperanza

— Desánimo

— Desesperación

— Tienden a minar nuestra fe

4.- Es necesario estar preparados para enfrentar las circunstancias adversas.

a.- Dimensionar las circunstancias adversas en su verdadera proporción.

b.- No podemos permitir que las circunstancias adversas nos perturben.

II.- Dios es nuestro refugio en medio de las circunstancias adversas (v.18).

1.- Debemos cambiar nuestra visión frente a las circunstancias adversas. De lo contrario, afectarán nuestro estado de ánimo.

2.- Dios es nuestra fuente de alegría.

3.- Dios es nuestra fuente de gozo.

III.- Dios es nuestra fortaleza en medio de las circunstancias adversas (v.19).

1.- En Dios encontramos las fuerzas para seguir adelante.

2.- En Dios volamos a nuevas alturas. Nos sobreponemos a la adversidad.

Conclusión:

Con la ayuda de Dios es posible vencer las dificultades, volar a nuevas alturas y enfrentar exitosamente cualquier adversidad que se ponga enfrente. En Dios encontramos alegría y fortaleza, signos inequívocos de que vamos hacia delante, dejando atrás todo aquello que nos trae desesperanza y que amenaza con minar nuestra fe.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en miiglesia.com

anuncio-YT