selecciondesermones.com :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

selecciondesermones.com

 

Edifique su vida y la de su familia con fundamentos sólidos

Edifique su vida y la de su familia con fundamentos sólidos

Base Bíblica: Mateo 7:24-29.

Introducción.

¿Es posible dejar atrás el fracaso y la frustración? ¿Es posible emprender una nueva vida? ¿Es posible trazarse nuevas metas? ¿Es posible alcanzar el crecimiento personal y espiritual? Sin duda que sí. Todo esto y mucho más se puede materializar en su existencia si le abre el corazón al Señor Jesucristo. Él desea transformar todo su ser. Sanar sus heridas emocionales y desarrollar en su existencia el potencial de vencedor que con el que fue creado.

I.- Las bases sólidas aseguran una vida sólida (vv.24, 25).

1.- Construimos sobre bases sólidas en nuestra vida, cuando reemplazamos viejos valores y principios (v. 24).

a.- Es necesario escuchar las enseñanzas del Señor Jesucristo.

b.- Es necesario llevar a la práctica las enseñanzas del Señor Jesucristo.

c.- Es necesario reconocer que en el Señor Jesucristo tenemos oportunidad de emprender una nueva vida.

d.- El Señor Jesucristo es la roca firme.

e.- Construir nuestra vida sobre bases sólidas es un proceso que implica fidelidad y perseverancia.

2.- Construimos sobre bases sólidas para permanecer firmes ante la adversidad o dificultades de la vida (v. 25).

a.- Si no hemos construido nuestra vida sobre bases sólidas corremos el peligro de:

a.1.- Estancarnos.

a.2.- Retroceder.

a.3.- Darnos por vencidos.

b.- Si construimos sobre bases sólidas permanecemos firmes ante:

b.1.- Las crisis personales.

b.2.- Las crisis interpersonales.

b.3.- Las crisis espirituales.

b.4.- Las crisis emocionales.

b.5.- Las crisis financieras.

3.- Si permanecemos sobre bases sólidas, no caeremos.

II.- Construir sobre los parámetros del mundo nos exponemos al fracaso (vv.26, 27).

1.- Todos tenemos la opción de aceptar o desechar el mensaje de Salvación (v. 26).

a.- Asumimos la responsabilidad por nuestra escogencia.

b.- Construimos sobre bases que determinan si somos fracasados o vencedores.

2.- El tipo de bases sobre las que hayamos construido, determina cuál será el presente y el futuro de nuestra vida (v. 27).

a.- las dificultades físicas y espirituales son inevitables en la vida de toda persona.

b.- ¿Cómo podemos enfrentar las dificultades?

III.- Es tiempo de evaluar sobre qué bases construye su vida.

1.- la vida de millares de personas podría ser diferente si tomaran una decisión acertada.

2.- La vida de millares de personas sigue estancada porque deben asumir una decisión radical y no lo hacen, le temen.

3.- Su vida puede ser diferente hoy si recibe al Señor Jesucristo como Señor y Salvador.

Conclusión:

Recibir al Señor Jesucristo en el corazón como único y suficiente Salvador es el paso esencial para una vida transformada, en la que es posible lograr el crecimiento personal y espiritual. La diferencia entre alguien que logra metas en la vida, una buena relación con Dios, consigo mismo y con los demás, estriba en la decisión que tomemos: permitimos que el Señor Jesucristo sea nuestro Señor o rechazamos la oportunidad que nos ofrece de ser nuevas criaturas. ¿Qué decide usted hoy?


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en bosquejosdesermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en estudios-biblicos.comLéanos en miiglesia.com